0

Un total de 4.829,3 kilómetros cuadrados del mar balear han sido declaradas como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), según una orden del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que ayer publicó el Boletín Oficial del Estado.

Los espacios marinos que han quedado protegidos corresponde a la totalidad de la isla de Formentera y el sur de Eivissa, así como el poniente, levante y norte ibicenco, el sur de Mallorca y Cabrera, el poniente y norte mallorquín, así como amplias zonas de norte y oeste de Menorca y el sureste de la misma isla.

En total son 39 las nuevas ZEPA marinas que han sido declaradas en nuestro país, las cuales en el plazo de dos años deberán contar con su propio plan de gestión redactado por el Ministerio con medidas de protección que también incluirán restricciones al tráfico aéreo.

Especies protegidas

En el caso de las ZEPA de Balears son diversas las aves que se quieren proteger, siendo las más destacables las pardelas balear, cenicienta y mediterránea; la gaviota de Audouin; y el cormorán moñudo.

En la relación también figura el paíño europeo. Cabe señalar que varias de estas especies tienen en Balears las colonias más importantes del Mediteráneo, siendo ésta una de las principales razones que argumenta el Ministerio para justificar la declaración de ZEPA estas amplias áreas del litoral marino, la mayoría de las cuales prolongan zonas terrestres ya protegidas.