0

El PSIB ha pedido este miércoles la dimisión de «toda la cúpula» de la Conselleria de Educación del Govern, tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB) que declara «ilegales» los servicios mínimos de la huelga de docentes de septiembre de 2013.

En un comunicado, han explicado que la sentencia judicial conocida este miércoles declara «no debidamente justificados» los servicios mínimos dictados por la Conselleria durante las tres semanas de septiembre y octubre de 2013 que duró la huelga de los docentes.

Así, la diputada Cristina Rita ha tachado de «incompetentes» a los rectores de Educación que han ido sumando «despropósitos» al margen de la legalidad como la imposición del Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL), la apertura de expedientes a los docentes y las imposiciones a dedo de nuevos directores en los centros o de personal inspector.

Según señalan, la sentencia, que llega «nueve meses después de la convocatoria de huelga, confirma lo que defendió toda la comunidad educativa y los partidos de la oposición» acerca de que los servicios mínimos del 30% del personal en primaria y del 25% en secundaria «no estaban debidamente justificados» y que por ello atentan contra el artículo 28.2 de la Constitución Española.

«Esta sentencia nos da la razón» ha declarado la diputada socialista, quien ha señalado que al pronunciamiento judicial se suman toda una serie de «despropósitos» de la Conselleria dirigida por Joana Maria Camps como «el proceso de selección de los inspectores accidentales también anulado por los tribunales», entre otros.