El hotel Riu Bravo, del que se pretende reforma y aumento de altura, se verá afectado por la nueva normativa de AENA. | ARCHIVO

9

El Plan de Reforma Integral (PRI) de la Platja de Palma y el aumento de altura de cinco hoteles de la zona, que supondrá una inversión superior a los 100 millones de euros durante este invierno, están bloqueados por Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), en concreto por un informe preceptivo de Aviación Civil para evaluar si el PRI y el incremento de alturas afecta a la zona de influencia de aterrizaje de Son Sant Joan.

El gerente del Consorci de la Platja de Palma, Álvaro Gijón, gracias a la intermediación de la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, tiene concertada una reunión a finales de este mes con el director general de Aviación Civil, Ángel Luis Arias, para desbloquear esta situación.

«El problema radica en que si el Ministerio de Fomento, a través de AENA, no contesta en seis meses, el silencio administrativo en esta ocasión será negativo al PRI y al citado aumento de alturas en los hoteles. Es por ello, ante esta situación, que urge acelerar todos los trámites administrativos», puntualiza Gijón.

Cono aéreo

AENA, que hasta la fecha no se había pronunciado sobre este tipo de cuestiones, adopta esta postura para comprobar que todos los proyectos que afectan a las zonas en conflicto con los aeropuertos en las operaciones de despegue y aterrizaje, lo que se llama en el argot el «cono aéreo», puede o no tener incidencia sobre las operaciones aeroportuarias.

La Platja de Palma se encuentra dentro del citado «cono aéreo», de ahí que todos los proyectos deben contar con el informe positivo de AENA para poder realizarse.