El vicepresidente y conseller de Presidencia, Antonio Gómez, durante una sesión del Parlament. | Duglas Gonz

11

El vicepresidente y conseller de Presidencia, Antonio Gómez, ha valorado este jueves el trabajo que llevan a cabo las entidades en el ámbito de la acogida e integración de las personas inmigrantes.

Según ha informado la Vicepresidencia en un comunicado, así se ha pronunciado Gómez durante el pleno del Foro de la Inmigración, que se ha celebrado en el Casal de Asociaciones de Inmigrantes y ONGD en Palma.

Entre otros puntos del orden del día, durante la sesión se han presentado a las entidades y diferentes sectores de la administración que trabajan en el ámbito de la inmigración, las líneas de actuación que llevará a cabo el Govern en materia de acogida e integración de la población inmigrante. Además, se ha informado a los asistentes sobre el procedimiento de elección de un nuevo vicepresidente segundo y de los vocales de la comisión permanente.

Gómez, como presidente del foro, ha agradecido, a los presentes «el trabajo y la dedicación de las diferentes entidades y administraciones, en el proceso de integración social de las personas inmigrantes que residen en Baleares».

Además, ha informado sobre la modificación del decreto que regula el foro: «Hemos cumplido con la reivindicación de las entidades de dar mayor representación a las asociaciones y las federaciones de asociaciones de personas inmigradas radicadas en Baleares y a las entidades sociales que desarrollan su actividad en el ámbito de la inmigración».

Por otra parte, Gómez ha explicado que las políticas en materia de inmigración en Balears «se tienen que adaptar a una nueva realidad», dado el cambio de tendencia en los flujos migratorios desde el exterior, que se encuentran en retroceso, especialmente entre los años 2012 y 2013, en los que el número de empadronados extranjeros ha descendido en unos 17.732.

No obstante, ha aumentado el flujo hacia el exterior de personas que dan por finalizado su proceso migratorio en las islas. La consecuencia es que actualmente tres cuartas partes de la población inmigrante de Balears es de larga duración, por lo tanto, residente de la comunidad durante, al menos, cinco años.

«En este nuevo marco ha sido necesario llevar a cabo una redistribución en la ejecución de los servicios destinados a la acogida e integración de la población inmigrada», ha subrayado el vicepresidente, que ha explicado que «se ha destinado cerca del 40% del presupuesto anual para este año a la ejecución de actuaciones en materia de acogida e integración a través de las entidades locales de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera, con las que firmamos 23 convenios el pasado mes de diciembre.