El Rainbow Warrior, buque de Greenpeace. | Greenpeace

31

Greenpeace cerró ayer en Palma los actos de acción global contra las prospecciones en el Mediterráneo. Un total de 25 colectivos de toda España tomaron parte en la reunión celebrada en el Rainbow Warrior III que recala en el puerto desde ayer y durante toda la jornada de hoy, domingo.
La portavoz de ‘Balears diu no’, Inés Santiago, aseguró que el objeto de la reunión es «trabajar en un frente único». Afirmación que corroboró Julio Barea, responsable de ‘Prospecciones no’ de Greenpeace España: «La primera reunión la hicimos el 17 de mayo en Valencia y quedaron cabos sueltos por atar».
Durante la reunión de ayer, los colectivos pactaron para el próximo día 28 de junio, el último sábado del mes, el ‘Día de Acción Global’ contra las prospecciones en el Mediterráneo. Se trata de la primera gran movilización a nivel estatal para «frenar los intereses de la petrolera Cairn Energy».
En el encuentro de Palma se pactó también para el próximo mes de septiembre, esta vez en Canarias, el tercer encuentro estatal con el objetivo de paralizar las prospecciones en la zona.
Barea aseguró que es «imprescindible la colaboración de todos los colectivos y el apoyo de la sociedad para frenar los intereses económicos de estas empresas.
«Esta es una decisión que toma el Gobierno, claramente favorable al petróleo, en contra de los gobiernos autonómicos incluso pertenecientes al propio Partido Popular, como es el caso del Govern balear», añadió Barea.
«Las prospecciones tendrían un impacto negativo brutal para abastecer apenas medio año de consumo en España. No se puede sacrificar el modo de vida, tanto a nivel turístico, como de pesca. ¿Estamos locos?», remató.
Políticos
La directora general de Medi Ambient del Govern balear, Neus Lliteres, junto con el teniente de alcalde de Medi Ambient, Andreu Garau, visitaron el Rainbow Warrior y trasladaron a Julio Barea la «oposición frontal» de Cort y el Govern a los sondeos en el Canal de Valencia. La secretaria del PSIB-PSOE, Francina Armengol, también se acercó al barco ecologista. Durante el encuentro dio las gracias a Greenpeace «por dar visibilidad internacional a un problema que afecta gravemente a las Islas». Las prospecciones, dijo, «significarían la muerte de esta Comunitat Autónoma». El diputado de Més, David Abril, visitó por la tarde el buque ecologista y criticó la «hipocresía» de los políticos del PP.