El director general de IB3, José Manuel Ruiz. | Joan Torres

77

El director general de IB3, José Manuel Ruiz, despejó ayer la incógnita: aunque el catalán normativo definirá sus informativos, se utilizará el ‘salat’, «y los registros más formales» para las conexiones en directo, el bloque de deportes (técnicamente, aunque eso no se perciba por el público, la información deportiva queda fuera del noticiario) y el tiempo.

Así lo anunció ayer durante una polémica comparecencia ante la comisión parlamentaria de control en la que los grupos de oposición le acusaron de tomar decisiones al dictado del Govern y de organizaciones como la Fundación Jaume II o el Círculo Balear, quienes se oponen a que se utilice el catalán normativo.

Ruiz ha comunicado a la UIB su decisión de ‘salar’ algunos tramos de los informativos. Sin embargo, no esperará su valoración. Entiende que como no se cambia el libro de estilo, nada ha cambiado. Ruiz, después de su comparecencia, indicó que «IB3 ya ‘sala’ en el 85 % de sus programas».

«Un despropósito»

«Se trata –añadió– de introducir términos y vocabulario más comprensibles para la ciudadanía» pero «sin salirse del libro de estilo y respetando el mandato marco» que aprobó el Parlament sólo con los votos del PP.

Para el comité de empresa de CBM, la empresa que se encarga de los informativos, la decisión de IB3 es «un despropósito». Y añade: «Pensamos que aplicar lo que propone generaría una situación caótica y una falta de rigor intolerables en unos espacios que, precisamente, han de ser ejemplo de un rigor absoluto».

Por contra, los grupos afines a la utilización de las «modalidades» saludaron la iniciativa. Aunque, según Ruiz, no sea preciso esperar el parecer de la UIB, la UIB sí tiene que aportar a seis becarios para que IB3 pueda poner en marcha su propuesta lingüística. El director general precisó que su idea es iniciar esta nueva etapa antes de que finalice mayo.
El director general de IB3 compareció ante la comisión de control del ente a propuesta del PSIB. Ruiz, lo que no era habitual en él en anteriores comparecencias, se mostró crítico con la iniciativa de los socialistas y llegó a acusarles de utilizar IB3 en su estrategia contra el Govern balear. Cosme Bonet atribuyó a las injerencias del Govern la toma de decisiones en IB3. Por su parte, David Abril (Més) dijo que «proximidad» es «algo más que interpretación folclórica de la realidad.