6

La base de Son Sant Joan fue escenario ayer de la retirada por parte del Servicio Aéreo de Rescate (SAR) del último Aviocar D.3B CASA C-212 que estaba en activo. Ahora será trasladado a Madrid donde se utilizará para labores de transporte. El acto castrense estuvo presidido por el general Francisco Javier García Arnaíz, jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire (JEMA), que estuvo acompañado por el jefe del Mando General del Ejército del Aire (MAGEN), Miguel Romero López, así como por las principales autoridades militares de la Isla encabezadas por el comandante general de Baleares, Casimiro Sanjuán, y el delegado de Defensa, Manuel Fernández-Roca. Entre las autoridades civiles, destacó la presencia del vicepresidente del Govern Antonio Gómez, y Guillermo Navarro, concejal de Seguridad Ciudadana del Ajuntament.

Tras la alocución del coronel de la base, Julio Navarro, se realizó un homenaje a los caídos que sirvió para rendir honores a los cuatro militares desaparecidos el pasado marzo al estrellarse un helicóptero entre Gran Canaria y Fuerteventura. Un desfile terrestre y aéreo cerró el acto castrense. A continuación, se descubrió una placa en el monolito del D.3B y en la pista se esperó el aterrizaje por última vez del Aviocar que iba a ser retirado. La imposición de una corona y un álbum de fotos puso fin al acto.