2

La Asociación de Padres y Madres (AMIPA) del colegio público de educación especial de Son Ferriol denunciaron el mal estado de las instalaciones del centro, que acoge alrededor de 80 alumnos de Palma y de otros municipios. Se trata de un edificio construido a principios de los años ochenta, aunque no fue hasta el curso 2000-2001 cuando empezó a funcionar como centro de educación especial, acogiendo alumnos a partir de los 12 años hasta los 21 con todo tipo de deficiencias.

Los padres y madres critican la falta de mantenimiento, así como el «pésimo» aislamiento del edificio, de modo que en invierno se pasa mucho frío y en verano demasiado calor. Además, denuncian las goteras que existen en el centro y la humedad, lo que perjudica «aún más, el estado de salud de algunos alumnos».

Ante esta situación, en febrero desde la AMIPA entregaron más de mil firmas a la Conselleria d'Educació para reclamar un mejor mantenimiento en el centro ya que, hasta el momento, las administraciones «no han atendido» sus demandas.