La oposición desconfía del cambio en la Ley de Función Pública

| | Palma |

Valorar:

Ni el PSIB ni Més se fían del Govern y aseguran que las nuevas prohibiciones sobre símbolos que recoge el borrador de la nueva Ley de Función Pública no se deben a un error, como asegura el Ejecutivo, sino que tienen un objetivo político.

El Govern cambia la Ley de Símbolos y recupera un artículo del texto original más restrictivo que el que aprobó el Parlament. Aseguran que se trata de un error y que el texto se modificará, pero Més ya ha anunciado que presentará una batería de preguntas en el Parlament para que la consellera d’Administracions Públiques, Núria Riera, aclare los motivos de esta modificación.

«Las leyes tienen que evitar cualquier ambigüedad y esta es una modificación muy sospechosa porque va en la línea de todo la regulación del decreto de símbolos», afirmó el diputado de Més, Nel Martí.

Obsesión

La diputada del PSIB Pilar Costa coincidió con Martí en las sospechas sobre las verdaderas razones de la modificación. Incidió en la «obsesión enfermiza» de Bauzá por regular y censurar los símbolos y anunció que su partido presentará enmiendas para que no se consume la modificación. «Cuando la ley entre en el Parlament podremos ver si es un error o esa es la intención verdadera del Govern», afirmó Costa.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.