Los presidentes del Gobierno valenciano, Alberto Fabra (c), balear, José Ramón Bauzá (d) y murciano, Ramón Luis Valcarcel, posan para los medios gráficos antes del comienzo de la reunión que han mantenido hoy en Valencia para coordinar una propuesta conjunta para la reforma del actual sistema de financiación atunómica. | MANUEL BRUQUE

32

Las comunidades de Balears, Valencia y Murcia escenificaron ayer un frente común para exigir a Rajoy un nuevo modelo de financiación que acabe con la opacidad y la discriminación del modelo actual. José Ramón Bauzá se reunió ayer en Valencia con los presidentes de las otras dos comunidades autónomas, Ramón Luis Valcárcel (Murcia) y Alberto Fabra (Valencia) para dejar patente que les mueve intereses comunes.

Las tres comunidades suma entre ellas el 14,6 por ciento del PIB nacional, pero esta cifra ha descendido un 8,4 por ciento en los últimos cuatro años, coincidiendo con el modelo aprobada por el anterior Gobierno.

Las tres comunidades quiere conseguir un modelo que cumpla con los principios de suficiencia financiera para que todas las comunidades puedan cubrir la totalidad del coste fe la sanidad, educación y servicios sociales.

Modelo justo

Noticias relacionadas

La intención es que el modelo iguale los recursos per cápita destinados a financiar estos servicios y a conseguir un modelo «más justo que nos sitúe a todos en igualdad de condiciones para crecer, crear ocupación y conseguir la recuperación económica lo más rápido posible», según se apunta en el comunicado pactado por los tres gobiernos autónomos.

Durante su intervención ante los medios de comunicación, Bauzá lamentó que el actual modelo de financiación se pactó únicamente entre el Gobierno central y una comunidad autónoma.

«No se velaba por los intereses de las personas, sino que se velaba por los equilibrios políticos» dijo. Añadió que los ciudadanos de las comunidades autónomas tienen que tener «las mismas oportunidades sea cual sea su región».

Valencia y Murcia

Los presidentes de Valencia y Murcia, por su parte, se mostraron de acuerdo con el presidente balear y destacaron que la de ayer será la primera reunión que celebren para poder presentar una alternativa al actual modelo vigente. «Queremos ser la parte de la solución, no crear problemas», declaró Alberto Fabra tras el encuentro celebrado ayer.