Imagen del proyecto de ampliación del club marítimo Molinar. | Redacción Local

37

El alcalde Mateo Isern anunció ayer que no apoya el proyecto de ampliación del Club Marítimo del Molinar porque tiene «una escala desproporcionada» y no cuenta con el consenso de los vecinos de la barriada. El alcalde instó a los promotores a «redimensionar el proyecto a una escala más idónea para las proporciones paisajísticas del Molinar». No obstante, agradeció la «iniciativa de quienes proponen inversiones de infraestructuras para mejorar la ciudad sin ningún coste para las arcas municipales» y valoró «muy positivamente que los promotores sean los propios socios del Club».

Isern se mostró partidario de realizar una reforma que mejore el Club Marítimo del Molinar teniendo en cuenta «el carácter tradicional, la idiosincrasia singular y el encanto de esta popular barriada marinera, que le otorgan unos valores paisajísticos únicos», a los que «Palma no puede ni quiere renunciar».

Informes

El alcalde quiso mandar un mensaje de tranquilidad a los vecinos, pero precisó que la aprobación de este proyecto no depende en última instancia de Cort, ya que la competencia es de Puertos del Estado (Ministerio de Fomento). No obstante, la Autoritat Portuaria de Balears, que está llevando a cabo su tramitación, tiene que pedirle a Cort un informe técnico, preceptivo pero no vinculante relativo al medio ambiente. El Consell de Mallorca, la Comisió Balear de Medi Ambient del Govern y Demarcación de Costas también tienen que emitir informes.

El presidente del Club Marítimo del Molinar, Rafael Vallespir, puntualizó que se trata de la opinión del alcalde y que Puertos del Estado aún no se ha pronunciado. Vallespir expresó su disposición a modificar el proyecto, siempre que les presenten alternativas que permitan la seguridad, sostenibilidad y supervivencia del Club Marítimo del Molinar. «Vamos a defender con uñas y dientes la entidad náutica más antigua de Balears», sentenció. En este sentido, advirtió que retirar el proyecto de ampliación supondría su desaparición.

Por su parte, el PSOE manifestó que «Isern sólo acierta cuando rectifica» e instó al PP a apoyar la iniciativa «port petit», presentada por los socialistas para el próximo pleno. PSOE y Més recordaron que el PP votó en contra de que Cort se pronunciara en contra del proyecto de ampliación del Molinar.
Arca resumió el anuncio del alcalde como «el triunfo del sentido común y de la voluntad y acción ciudadana». Además, confía en que el Gobierno central no aprobará este proyecto en contra de la voluntad del 100 % del Ajuntament.