Margalida Roig y Maria Salom, en la presentación de los Presupuestos. | Joan Torres

2

Los grupos de la oposición en el Consell pedirán hoy al equipo de gobierno de Maria Salom que retire los Presupuestos para este año y presente un nuevo proyecto. Consideran que los ingresos son inferiores a los que le correspoden a la institución y, por lo tanto, las cuentas están cuadradas de forma «artificial».

El Consell celebra hoy un pleno extraordinario para aprobar las cuentas para este año, que suman 348 millones de euros. Los socialistas Antonio Alemany y Rosario Sánchez aseguraron que esta cifra se consigue gracias a la deuda.

Competencias

Aseguraron que, mientras las cuentas del Govern han crecido un 13,7 por ciento desde el año 2010, las del Consell se han reducido un 20 por ciento en este mismo periodo. Para los representantes socialistas, un presupuesto tan pequeño y tan reducido para una institución con tantas competencias como es el Consell solo puede significar que existe la voluntad de devolver competencias al Govern.

Los socialistas también han presentado enmiendas parciales para ampliar el presupuesto en 10 millones de euros que irían íntegramente a políticas sociales. Quieren además que se destine a este fin los dos millones de euros recuperados del escándalo de corrupción de Can Domenge.

El portavoz de Més en el Consell, Joan Font, también anunció que presentarán enmiendas para ampliar la partida de servicios sociales gracias a un millón de euros que se retira del consorcio de la Serra de Tramuntana. Més propondrá además que el dinero destinado a la construcción del segundo cinturón sirva para pagar el rescate de la concesión del túnel de Sóller y propone que se de una subvención de 250.000 euros para que la OCB pueda desarrollar acciones culturales. Como es habitual, Més propone que el dinero para la UNED, 350.000 euros, vaya a otros fines.