La dirección de Més, en el congreso de octubre de 2013. g Foto: JAUME MOREY | Jaume Morey

4

Las elecciones europeas no son un plato fácil para los partidos que forman Més. A la espera de que Esquerra Republicana, la marca local de ERC, se integre definitivamente en el proyecto, ni el PSM ni Iniciativaverds han decidido claramente su política de alianzas e, incluso, está sobre la mesa la posibilidad de no concurrir a estos comicios, según han confirmado Biel Barceló y Fina Santiago.

Todo dependerá de una serie de ‘movimientos’ políticos que aún no se han concretado. De cualquier modo, tanto en el PSM como en Iniciativaverds se descarta la posibilidad de participar en candidaturas separadas.
No es el caso de Esquerra Republicana. Joan Lladó, presidente insular, dijo que en su preacuerdo con Més ya queda claro que podrán presentarse por separado a las europeas. ERC podría presentarse, incluso con CIU. Y a esa coalición no se sumaría el PSM ni, mucho menos, Iniciativaverds. Tampoco se sumarán a un bloque liderado por Izquierda Unida. El panorama está complicado según Més pero, por el momento, su idea es estar presente en la campaña europea. Si finalmente no lo hacen, se dará libertad a su militancia.

¿Cabeza de lista?

Esquerra Unida (EU) propuso hace unos meses una alianza a Més. No prosperó. Manel Carmona, coordinador de EU, se muestra muy esperanzado con estos comicios. Carmona es una de las voces de Esquerra Unida que verían con buenos ojos que Eberhard Grosske fuera candidato. Hace ya varios meses que se viene barajando esta posibilidad. Grosske, sin embargo, lo ve poco factible. De hecho, le disgusta que se lancen nombres antes de que se haya abierto el proceso interno, el próximo 2 de marzo. Dice que está bien como está y que ha recuperado tiempo perdido. Pero no lo rechaza expresamente.

Grosske, exdiputado, exconseller y exconcejal de Palma, confirma que está volcado en el debate previo a las elección de la candidatura. También sabe que se ha llegado a plantear en algunos foros de la izquierda la posibilidad de que fuera el número uno de la lista. Grosske estuvo a punto de relevar a Gaspar Llamazares al frente de Izquierda Unida. Ahora aboga por un proceso abierto de primarias que parta desde las propias agrupaciones locales y que continúe en los órganos centrales.


Grosske forma parte de la dirección de IU y participa en una corriente interna.