El Ajuntament de Palma es una de las entidades afectadas por el pago. | ARCHIVO

2

Cerca de mil empresas proveedoras de 16 entidades locales de Balears empezaron a cobrar ayer 144,6 millones de euros correspondientes a 10.563 facturas pendientes de cobro, dentro del primer tramo de la tercera fase del Plan de Pago a Proveedores, según informó la Delegación del Gobierno. El número total de proveedores que verán abonadas sus facturas con este abono asciende a 978, de los que 166 son personas físicas, 731 pymes y 81 grandes empresas. Casi el 93 % son autónomos o pequeñas y medianas empresas.

De los 144,6 millones de este primer tramo de la tercera fase del Plan de Pago a Proveedores, 459.407 euros corresponden a personas físicas, 73,4 millones de euros a pymes y 70,7 millones grandes empresas. De las 10.563 facturas pendientes, 436 eran de personas físicas, 6.637 de pymes y 3.490 de grandes empresas.

En concreto, las 16 entidades locales afectadas por este pago son los consells insulars de Mallorca, Menorca e Ibiza Eivissa, las mancomunidades de Es Raiguer y el Pla de Mallorca; y los ayuntamientos de Alaior, Banyalbufar, Formentera, Llucmajor, Mahón, Es Mercadal, Montuïri, Palma, Petra, Porreres y Sant Antoni de Portmany.

Con este abono concluye también el pago de todas las facturas correspondientes al primer tramo de la tercera fase del Plan de Pago que, sumando los 46,7 millones de euros cobrados a mediados de noviembre, asciende a 191,4 millones de euros.

Por tanto, sólo queda pendiente el segundo tramo de la tercera fase del Plan de Proveedores, que sólo afecta a proveedores de Balears, con facturas pendientes por un importe de 347,9 millones de euros. En total, Balears recibirá en esta tercera fase 540 millones de euros.