0

«El cambio brusco de tiempo ha sido notable, y hemo pasado en prácticamente un día del otoño veraniego al invernal; de días soleados y altas temperaturas a días lluviosos y fríos, con temperaturas propias del invierno». Así resume la delegada de la Aemet en Balears, María José Guerrero, el mes de noviembre, claramente dividido en dos partes muy diferentes, pero sin que se haya registrado ningún récord histórico.

Preguntada por las lluvias de la segunda quincena de noviembre, destaca que ha llovido durante siete días seguidos en todas las poblaciones de Mallorca cantidades por encima de los 100 litros de agua por metro cuadrado, excepto en Campos que han sido 74 litros. Pese al elevado número de días de lluvia, Guerrero precisa que en el año 2005 en Lluc se registraron 21 jornadas seguidas de precipitaciones. Otras ocasiones en las que ha llovido más de 7 días consecutivos son en 2005 en Portopí (9 días), en 1999 y 2001 el aeropuerto de Palma (8 días) y en 1998 en Porreres en (10 días). Lo habitual en Mallorca es que llueva entre dos y cuatro días seguidos. «Hemos vivido una situación de lluvias, en cuanto a número de días, ligeramente por encima de lo normal, pero no extraordinaria», resume Guerrero.

Registro

Respecto a las cantidades de precipitación acumulada, señala que «han sido significativas». Así, en siete días se han registrado en Escorca 333 litros de agua; en otros puntos de la Serra de Tramuntana y norte de la Isla han caído más de 200 litros; mientras que en el resto de Mallorca se han contabilizado más de 100 litros en siete días.

La delegada de la Aemet también realiza una predicción meteorológica hasta la primera quincena de diciembre. En este sentido, avanza que predominará el tiempo inestable, que dará lugar a precipitaciones normales para la época del año. Las temperaturas estarán por debajo de lo habitual hasta final de noviembre y serán normales durante la primera quincena de diciembre.