Representantes de la delegación balear y canaria, Vicente Martínez Pujalte y Rogelio Araujo, el pasado miércoles en Madrid.

1

«Hemos venido al Congreso de los Diputados a defender los intereses insulares de nuestras Cámaras de Comercio en el nuevo Proyecto de Ley de las Cámaras», declaró el pasado miércoles el presidente de la Cámara de Comercio de Mallorca, Josep Lluís Roses tras la reunión que mantuvo con el portavoz económico en la Cámara Baja, Vicente Martínez-Pujalte y en la que también estuvieron presentes el secretario general de la Cámara de Comercio, Antoni Grimalt, y el diputado del PP, Rogelio Araujo, así como una delegación de la Cámara de Comercio de Tenerife.

Roses planteó diferentes sugerencias para incorporar como enmienda al texto que el Gobierno está elaborando en relación con las Cámaras de Comercio. «Al ser cámaras no generadoras de productos sino de servicios por el tema turístico, queremos que la futura Ley garantice unos ingresos que son escasísimos a nivel insular, lo que nos obliga a realizar un servicio público pero no tenemos ingresos previstos para podernos cubrir», explicó.

Roses no pasó por alto la problemática de los aeropuertos insulares. «Nos preocupa mucho la posible privatización en un paquete común de todos los aeropuertos nacionales y los insulares, dada la especificidad de nuestros propios aeropuertos que es el único medio de transporte que tenemos. Es importante que nuestras Cámaras sepan cómo se ha de trabajar para que un ente externo y privado pueda controlar la situación. Queremos un consorcio público privado pero con representación de las Islas, que sea muy potente porque nuestra política económica depende de los aeropuertos».

Asimismo, expuso a Pujalte la posible inclusión de los empresarios agrarios en la futura Ley de la Cámara de Comercio ya que no está previsto al ser una integración voluntaria. «Todos son empresarios y las cámaras de comercio son entes colaboradores que pueden facilitarles la internacionalización».