Un momento de la presentación del Plan de Empleo celebrada esta mañana en Palma. | CAIB

9

El borrador del Plan de Empleo de Balears 2013-2017 contempla un total de 208 acciones para generar empleo, especialmente entre jóvenes, mayores de 45 años, mujeres, personas con discapacidad y en riesgo de exclusión social, y cuenta con una dotación económica inicial de 500 millones de euros, procedentes de la Unión Europea y de los gobiernos central y autonómico.

Así lo explicó ayer el conseller d´Economia i Competitivitat, Joaquín García, acompañado por el director general de Treball i Salut Laboral, Nofre Ferrer, en la presentación del proyecto, tras reunirse con la mesa Social Tripartita -sindicatos y patronales- y minutos antes de presentárselo a los grupos parlamentarios.

«Más del 50 % de los 500 millones procederán del Govern y el resto de la Unión Europea y el Ejecutivo central», explicó el conseller.

El plan incluye iniciativas de empleo juvenil destinado a jóvenes de entre 16 y 24 años que ni estudian ni trabajan ni reciben formación (popularmente conocidos como ‘ni-nis’) y entre las acciones previstas para este colectivo está la financiación de proyectos innovadores con necesidad de capital riesgo y el incentivo de la contratación para la formación y aprendizaje relacionados con los certificados de profesionalidad y los títulos de formación profesional.

Noticias relacionadas

«Centraremos todos los esfuerzos en la reactivación económica y la formación para generar empleo», indicó el conseller y apuntó que la Mesa Tripartita volverá a reunirse el próximo día 13 de diciembre «para empezar a concretar el plan».

Por otra parte el conseller explicó que para los mayores de 45 años, las mujeres y las personas con discapacidad se agilizarán los servicios de orientación y tendrán prioridad en las actividades de formación.

El plan evaluará el grado de consecución de los objetivos, la eficacia de las medidas aplicadas y los resultados de empleabilidad.

Fondos

El director general de Treball i Salut Laboral, Nofre Ferrer, reconoció ayer que toda la polémica surgida con los cursos de formación de la época del Pacte de Progrés y la falta de justificación de facturas a través del Servei d´Ocupació de les Illes Balears (SOIB) puede retrasar las nuevas ayudas económicas que puedan llegar de la Unión Europea.