Manifestación convocada por el Círculo Balear y jóvenes del PP el año 2006 en favor de la piscina de Pedro J. Ramírez. | J.T. / S.C. / S.A. / P.T.

21

El diputado de Més Antoni Alorda aseguró ayer que el PP y el PSOE deberían pedir perdón a los ciudadanos de Balears por haber defendido el uso privativo de la piscina de Pedro J. Ramírez en la Costa de los Pinos. El Tribunal Supremo acaba de sentenciar que la piscina que posee el director de ' El Mundo ' es de uso público y anula la posibilidad de que durante los meses de verano pueda tener el uso exclusivo sobre esta instalación.

Alorda consideró que los ciudadanos de las Islas están de enhorabuena por esta nueva «victoria jurídica», en referencia a la sentencia. En cualquier caso, criticó que con dinero público se hayan defendido los intereses «privados» de un ciudadano particular en lugar de defender el interés común y general de habitantes de Mallorca.

Ridículo

Alorda recordó las «piruetas» que tuvieron que hacer Jaume Matas (PP) primero y Cristina Narbona (PSOE) después como ministros de Medio Ambiente para salvar los intereses particulares de Pedro J. Ramírez. «Hubo una connivencia total y ahora se ha demostrado que ambos hicieron el ridículo», señaló Alorda.

El diputado de Més no solo consideró que los dos grandes partidos deben pedir disculpas, sino que además afirmó que deberían pagar de su bolsillo el dinero que ha costado hasta la fecha todo este proceso judicial.

Noticias relacionadas

El líder de Esquerra en Balears, Joan Lladó, se mostró satisfecho con la sentencia aunque reconoció que la Justicia española «no nos merece ninguna credibilidad». Opinó que, tras años de retrasos judiciales y de connivencia judicial, la sentencia desfavorable ha llegado ahora que el director de ' El Mundo ' es crítico con Rajoy.

El diputado del PSIB Antonio Diéguez se limitó a asegurar que la Justicia ha demostrado que es igual para todos y confió en que la decisión del Tribunal Supremo sirva para que se respete la costa de Balears y se reconozca el uso público de la primera línea. Si el representante del PSIB fue cauto aún lo fueron más los del PP y del PI. Miquel Ramis (PP) y Jaume Font (Més) se limitaron a señalar que respetan las decisiones judiciales.

La prudencia de los dirigentes del PP contrasta con su actitud de hace unos años, cuando incluso se montó un acto de desagravio al director de ' El Mundo ' en la playa cercana a su domicilio, como recordó Alorda.

En el acto estuvieron, entre otros, Margalida Prohens y Llorenç Galmés, ambos diputados del PP en el Parlament. Galmés es además alcalde de Santanyí. Alorda recordó que Pedro J. Ramírez llegó a ser recibido por Jaume Matas en su época de president del Govern.

Pedro J. Ramírez, por su parte, aprovechó su cuenta de Twitter para asegurar que estaba «razonablemente satisfecho» por la decisión del Tribunal Supremo relativa a la «bañera» de su casa.