15

Las fuerzas políticas de la oposición han mostrado hoy su rechazo a los presupuestos elaborados por el Govern para 2014 y reiterado que presentarán en el Parlament balear sendas enmiendas a la totalidad del proyecto de ley de símbolos.

Vicenç Thomàs, portavoz adjunto de la formación socialista, ha señalado en rueda de prensa, que los presupuestos preparados por el Ejecutivo para 2014, «no son los que necesitan nuestros ciudadanos, ni nuestras empresas».

El portavoz socialista ha añadido que en el pleno que mañana celebrará el Parlament, su partido perseguirá que el Govern explique si cree que estos presupuestos servirán para reactivar la economía balear y también harán que disminuya la deuda pública en lugar de reducirla.

El proyecto de presupuestos generales para 2014, que asciende a 3.875 millones de euros, lo que representa un aumento del 7,7 % en relación con los del ejercicio actual, inició el pasado 30 de octubre la tramitación parlamentaria.

Las cuentas para elaborar el presupuesto, y según ha indicado el Govern, se han basado en una previsión de crecimiento de la economía balear para el año próximo del 1 %, ligeramente superior al previsto en el conjunto del Estado (0,7%) y por debajo del 1,2 % de la zona euro

De acuerdo a la versión del Govern, estos presupuestos que se tramitan el Legislativo persiguen la consolidación del crecimiento económico que se registra en Baleares y reforzar el Estado del Bienestar a partir de la sanidad, educación y servicios sociales.

Según el PSIB-PSOE en los presupuestos que ha preparado el Govern se reducen las partidas de dinero destinadas a los asuntos sociales a los que este dedica el 56 por ciento del total, y en concreto, la destinada a Educación es más baja que la de 2012.

También el PSIB-PSOE ha anunciado que moción para que se realicen convenios de inversiones estatutarias con el Gobierno central.

En este sentido, el PSIB-PSOE ha presentado 82 enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014 con el fin de que aumente la inversión en Baleares y que suman 390,8 millones de euros.

De estas enmiendas, la mayoría están dirigidas a inversiones estatutarias, que suman 321 millones de euros, y que se refieren a iniciativas como las infraestructuras turísticas de la Playa de Palma (46 millones), mejoras en la red ferroviaria (40 millones) y el Palacio de Congresos (30 millones).

Noticias relacionadas

El resto de las enmienda asciende a 69,8 millones de euros y hace referencia a las partidas ministeriales, como las relacionadas con el cumplimiento del convenio de carreteras, la mejora de la conectividad aérea o el fomento de las energías renovables.

Thomàs ha precisado que la moción va en defensa de la llegada de inversiones estatales que, según el Estatuto de Autonomía, pueden suponer unos 400 millones de euros en convenios que se han de firmar iniciativa del Ejecutivo balear.

«El Govern Bauzá no ha presentado ninguna propuesta ni ninguna solicitud al Gobierno central», ha dicho Thomàs.

Además los socialistas han confirmado que presentarán un enmienda a la totalidad del proyecto de ley de símbolos por considerar que es «represiva» y vulnera la Constitución.

La diputada y portavoz del PSIB-PSOE , Pilar Costa, ha apuntado en rueda de prensa, que su grupo en el Parlament exige la retirada del anteproyecto de ley de símbolos elaborado por el Govern balear y presentado una enmienda a la totalidad.

«Es absolutamente ilegal, atenta contra la libertad de expresión, cátedra y también sindical», ha dicho Costa.

En opinión de Costa el anteproyecto de ley de símbolos ha sido ideada para perseguir, sobre todo, a la comunidad docente opuesta a la aplicación del Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL), que según ha matizado, es objeto de una «represión insoportable».

La postura de la coalición MÉS con relación a los presupuestos de Baleares en 2014 y el anteproyecto de ley de símbolos es muy similar a la del PSIB-PSOE.

Biel Barceló, portavoz de MÉS en el Parlament, ha indicado en otra rueda de prensa, que la coalición nacionalista también presentará una enmienda a la totalidad del anteproyecto de ley de símbolos dado que considera que es un ataque a la libertad de expresión.

A su vez MÉS ha criticado los presupuestos del Govern para 2014 por considerar endeudan todavía más a Baleares y al mismo tiempo son un «paso más hacia la privatización de la sanidad pública».