15

Se ha celebrado esta mañana ante las oficinas de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), ubicadas en la calle Anselm Clavé de Palma, una concentración como «muestra de repulsa» contra las agresiones sufridas por los conductores.

Poco después, a las 11 horas, los conductores de los autobuses que paran en la Plaza de España realicen un paro simbólico de cinco minutos en protesta por las mismas. Todas estas actuaciones de protesta de los sindicatos cuentan con el apoyo de la dirección de la EMT.

El pasado viernes, el regidor de Movilidad y presidente de la EMT, Gabriel Vallejo, anunció que se instalarán mamparas de seguridad en otros 30 autobuses de Palma de las líneas 1, 3 y 15, tras la última agresión que sufrió un conductor y que se sumarán a las 10 mamparas ya instaladas durante esta legislatura.

Vallejo se reunió con el Comité de Empresa al que transmitió la solidaridad de la dirección de la empresa con los conductores que han sufrido alguna agresión física en el desempeño de su trabajo.