Antoni Vera, en una imagen de archivo. | T. Ayuga

0

El obispo de Mallorca, Javier Salinas, ha reorganizado la estructura del gobierno de la diócesis y ha creado una Vicaría Episcopal para los Ministerios Eclesiales, cuya dirección asumirá directamente y que estará constituida por una comisión de presbíteros consultores, informado el obispado.

A fin de fomentar mejor la actividad pastoral y ayudarle en el gobierno de la Diócesis ha renovado y nombrado un nuevo Consejo Episcopal, con Antoni Vera Díaz, como vicario general y moderador de la Curia.

Además, Antoni Vadell Ferrer, vicario episcopal para la Evangelización, se encargará de la promoción y coordinación de las acciones pastorales en el campo del anuncio y la educación de la fe, así como de las delegaciones diocesanas dedicadas a la pastoral, movimientos eclesiales y de apostolado y la pastoral de las escuelas diocesanas.

José Adrover Vallbona Canciller es el secretario general del Obispado.

El nuevo Consejo Episcopal tomará posesión de sus cargos el próximo 2 de octubre de 2013 a las 11 horas en un acto público en la Casa de la Iglesia de Palma. Hasta entonces, los actuales vicarios generales y el vicario episcopal continuarán con sus funciones y potestades.