1

«Me preocupa la incapacidad, diría que arraigada, para generar, por parte del mundo político, complicidad social». Así lo manifestó anoche el presidente de la Cámara de Comercio de mallorca, Joan Gual de Torrella, durante el acto anual de entrega de los galardones de la institución. Durante su discurso, Gual anunció que, en breve, dejará la presidencia de la institución, por lo que el acto de ayer fue el último como presidente de la entidad cameral. Gual dará paso a nueva junta una vez diseñado el nuevo modelo de cámara de comercio, a raíz de una nueva ley estatal que supondrá, entre otros, que la entidad ponga a disposición de la sociedad un catálogo privado de servicios.

Gual se mostró optimista ante esta nueva etapa de la entidad y reivindicó la «naturaleza intersectorial» de la Cámara para colaborar con instituciones públicas y privadas. Sin embargo, y como ya es habitual en sus discursos de los últimos años, no faltaron los tintes reivindicativos. Hizo un llamamiento al trabajo colectivo de todos los sectores y la Administración para salir adelante. «Cabe hacer compatible y supeditar los intereses personales y sectoriales a los generales», dijo. Y, aunque sin citar a nadie, las palabras estaban dirigidas al sector hotelero. No es ningún secreto que Joan Gual se ha erigido como portavoz de las patronales conocidas como oferta complementaria, y ha defendido sus intereses ante el Govern. En este sentido, reclamó unidad para combatir una serie de cuestiones que «no son nuevas y nos afectan a todos». Gual se refirió a la estacionalidad, el financiamiento y la educación, aunque no entró a valorar el conflicto actual. «Se trata de tres cuestiones básicas para que Balears pueda evolucionar en el futuro», sentenció.

Sector privado

Por su parte, el president del Govern, José Ramón Bauzá, destacó que el «mérito» de que Balears sea la comunidad con «mayor fortaleza económica» de España no es sólo del Ejecutivo autonómico, sino que lo es «esencialmente del sector privado». Insistió, una vez más, en la colaboración público-privada para el bien de la economía.

Bauzá y Gual entregaron los galardones a los premiados de este año: José Francisco Sennacheribbo, Klaus Graf (en su nombre lo recogió su hija Corinna) y la empresa Aida Cruises. Ambos reconocieron su trayectoria empresarial y agradecieron su labor a favor de Mallorca. Los premiados agradecieron los premios y destacaron los valores de la Isla para emprender negocios y la apuesta por la calidad del producto.