Guillem Ferrer fue ordenado diácono en octubre del año pasado. | SERGE CASES

El profesor de Religión y diácono laico Guillem Ferrer Monjo (Ciutadella, 1970), exdirector de Cope-Menorca, ha renunciado a desempeñar el cargo de delegado territorial de Educación en Menorca.

El nombramiento de Ferrer fue aprobado este pasado viernes por el Consell de Govern a propuesta de la consellera de Educación, Joana Camps, "ante el anuncio de dimisión de Julián Hernández, que hasta ayer desempeñaba este cargo".En una carta que publica hoy en el diario "Menorca" dirigida a "la comunidad cristiana y a la sociedad menorquina", Ferrer afirma que su decisión personal de aceptar el cargo de delegado de Educación "ha sido bien recibida por unos y rechazada por otros".

"Lo que más me preocupa y me duele -manifiesta- ha sido la reacción de algunas personas y sectores de nuestra misma comunidad cristiana que han criticado mi persona e incluso mi familia por haber tomado esta determinación".

Guillem Ferrer añade que "mi decisión, a pesar de ser legítima, sincera, legal y totalmente coherente con lo que pienso y con lo que creo, ha podido herir la sensibilidad de algunos de mis hermanos con los que comparto la fe en Jesucristo".

"Por este motivo os pido disculpas, y por ello he expresado a la consellera Juana Mari Camps mi decisión de no incorporarme al cargo", asevera.

Ferrer cree "sinceramente" que ha sido injustamente juzgado".

Noticias relacionadas

Señala que "algunos medios de comunicación han utilizado mi perfil de las redes sociales para definirme -diácono, periodista y profesor-. Antes que periodista y que profesor me siento hijo de Dios y de la Iglesia, y como diácano casado estoy llamado a servir a mi familia y a mis hermanos allá donde Dios, por medio del señor obispo, crea más oportuno".

Quien tenía que haber sido delegado de Educación había impartido docencia como profesor de Religión en cinco centros educativos públicos de Mallorca y Menorca.

Guillem Ferrer, que se define como "diácono, periodista y profesor", fue ordenado diácono por el obispo de Menorca, Salvador Giménez, el pasado 20 de octubre en la Catedral de Ciutadella.

Desde el 2005 y hasta septiembre del 2012 dirigió Cope-Menorca, tras haber cursado estudios eclesiáticos y haber desempeñado las funciones de delegado episcopal de medios de comunicación en la Isla así como la dirección del Full Dominical de Menorca.

El pasado 7 de julio, el obispo de Menorca decidió que Guillem Ferrer concluyera su labor pastoral en la parroquia de Sant Antoni Mª Claret de Ciutadella para adscribirlo a la unidad pastoral de las parroquias del Roser de la Catedral y Sant Francesc de Ciutadella.

Como diácono, también se encarga del acompañamiento espiritual de las actividades del Centro Catequístico Sant Miquel y del Sant Crist de Ciutadella.