0

El abogado del futbolista del FC Barcelona Leo Messi, quien junto a su padre ha sido imputado por un presunto fraude fiscal de más de cuatro millones de euros entre 2006 y 2007, se encuentra dentro de la Sala que se encarga de enjuiciar el caso Can Domenge, en el que está personado como acusación particular en representación de la mercantil Núñez y Navarro.

Así, los medios de comunicación pendientes del seguimiento de la vista oral, en la que está acusada la expresidenta del Parlament y del Consell de Mallorca Maria Antònia Munar, entre otros exaltos cargos de UM, también se encuentran a la espera de que finalice por esta mañana la sesión para poder preguntar al letrado Cristóbal Martell por el encausamiento de su cliente, que ha coincidido con su presencia en el juicio.

En concreto, ha sido un Juzgado de Gavà (Barcelona) el que ha imputado al jugador tras admitir a trámite la querella de la Fiscalía de Barcelona y le ha citado a declarar en calidad de imputado para el día 17 de septiembre, al igual que a su padre.

Según la Fiscalía, la supuesta estrategia de Messi consistía en simular la cesión de sus derechos de imagen a sociedades instrumentales radicadas en paraísos fiscales --Belice y Uruguay-- y, paralelamente, formalizar contratos de licencia, agencia o prestación de servicio con otras ubicadas en jurisdicciones de conveniencia, como Reino Unido y Suiza.

De este modo, los ingresos del futbolista transitaban presuntamente desde estos países europeos hasta las sociedades ubicadas en los paraísos fiscales sin someterse prácticamente a tributación alguna en la Hacienda Pública, según el escrito del fiscal.