7

El Govern balear quiere declarar Baleares «islas libres de fracking» y lograr un acuerdo político unánime en el Parlament entre todos los partidos con el fin de prohibir las perforaciones para extraer gas.

En el pleno de la Cámara regional celebrado hoy, el conseller de Economía y Competitividad, Joaquín García, ha anunciado que impulsará las medidas correspondientes para que la comunidad autónoma sea declarada zona libre de «fracking».

Con esta finalidad y con la voluntad de llegar al máximo consenso social y político, se tratará de llegar a un gran acuerdo con todos los grupos parlamentarios. La propuesta del conseller se traducirá en una proposición no de Ley, que espera recibir el apoyo unánime de la Cámara.

En el caso de las Islas Baleares, según ha explicado, el Ejecutivo autonómico apuesta decididamente por las energías limpias y renovables, sobre todo la eólica y la solar, para llegar a ser cien por cien autosuficientes.

En el caso del «fracking», los riesgos que podría presentar este sistema de extracción de gas son medioambientales, sobre todo por la contaminación de acuíferos.

El «fracking» es un sistema de extracción de gas no convencional a partir de la técnica de la fractura hidráulica y consiste en la extracción de gas natural mediante la fractura de la roca madre. Para extraer el gas atrapado se emplea una técnica de perforación mixta: en primer lugar se perfora hasta 5.000 metros en vertical y luego varios kilómetros en horizontal.

Posteriormente se inyecta agua con arena y una serie de aditivos químicos a gran presión. Esto hace que la roca se fracture y el gas se libere y ascienda a la superficie a través del pozo.

Actualmente, el marco legislativo estatal prevé que para autorizar este tipo de extracción es necesario el informe favorable del estudio de impacto ambiental.