Diputados y diputadas del PP durante una anterior sesión plenaria. | T. Ayuga

5

Hoy se celebra el último pleno del actual periodo de sesiones del Parlament y, una vez más, el Grupo Popular, el partido del Govern, vuelve a copar el turno de preguntas al Ejecutivo: 11 de las 19 preguntas serán formuladas por los 'populares'.

Biel Barceló, de Més, propuso ayer aprovechar esta semana promover una reforma del Reglamento del Parlament que «pueda entrar en vigor en esta legislatura o la siguiente» y que limite estas preguntas que Barceló llamó «de peloteo».

Los grupos parlamentarios se habían comprometido a reformar el reglamento pero sólo para hacer oficial la publicación de las declaraciones de renta e intereses que, este año, se han publicado de forma excepcional sin que lo prevean las normas de funcionamiento interno.

La portavoz del PP, Mabel Cabrer, recordó ayer que el Reglamento actual se aprobó poco antes del final de la pasada legislatura y que, entonces, no se puso ninguna objeción a que las preguntas se formularan en razón al número de escaños del los grupos.

Barceló también propuso acortar los plazos de las vacaciones parlamentarias.

Pleno de control

Més y el PSIB dejaron ayer claro que no quieren que el pleno de esta mañana sea el último que celebre la Cámara. Biel Barceló y Francina Armengol (PSIB) anunciaron que hoy mismo presentarán propuestas para celebrar sesiones extraordinarias.

Armengol comentó que «no nos parece razonable que mañana [por hoy] se celebre la última sesión. Hay muchas cosas que hacer, es el momento de trabajar y no de irse de vacaciones hasta septiembre».

Además de los plenos extraordinarios que proponga la oposición, Biel Barceló dijo que habría que habilitar una sesión de control de carácter extraordinario.

Mabel Cabrer no descartó que pueda celebrarse alguna sesión pero se remitió al calendario del Govern.

«Desde luego que no nos vamos de vacaciones», dijo Cabrer.