Última portada del dBalears en papel.

55

Hoy ha salido a la calle el último número del dBalears, publicación del Grup Serra, que se edita desde hace 17 años en lengua catalana, cuyo testigo recoge el diario Ara Balears a partir de mañana.

dBalears seguirá en contacto con sus lectores ya que estará presente en la web, la cual, tras un período de transición, será relanzada a partir del próximo mes de julio con un nuevo formato.

La historia del dBalears, que nació el 13 de julio de 1939 como consecuencia de la fusión de los rotativos Falange y El Día –este último propiedad del financiero Juan March–, corre paralela a la de la sociedad mallorquina. Por la redacción del antiguo Baleares pasaron las firmas más destacadas del periodismo mallorquín en unos años en los que la tarea de informar no era precisamente fácil. El rotativo llegó a ser el líder de la prensa mallorquina.

Durante la Transición, el Baleares fue adscrito a los Medios de Comunicación Social del Estado hasta su adquisición en subasta por el Grup Serra, editor de Ultima Hora. Fue en el año 1984. Pere A. Serra, que había sido redactor del periódico, figuraba como director en esta nueva etapa del rotativo. Comenzaba un proceso paulatino de renovación con unos nuevos planteamientos, más próximos a la realidad social y política de Balears. Jóvenes periodistas fueron recogiendo el testigo de una manera de contar la actualidad, un sello que marcaba el estilo de la publicación.


Pionero en catalán

Fue en el año 1985 cuando Miquel Serra accedió a la dirección del Baleares. Nueve años después, el 1 de mayo de 1996, salía a la calle el primer número del Diari de Balears, la primera publicación diaria redactada íntegramente en lengua catalana en Mallorca. Josep Melià fue el encargado de redactar el primer editorial y marcar los principios de una etapa inédita en la prensa mallorquina.


El compromiso con la identidad propia de Mallorca se acentúa, la defensa de la cultura y la lengua se convierten en los ejes fundamentales en esta época del Diari de Balears.

La evolución del Diari de Balears no fue sencilla, en especial, al contar con la oposición de determinados poderes políticos que obstaculizaban una publicación que ya advertía desde sus páginas de la necesidad de proteger el paisaje, frenar el crecimiento urbanístico o reclamar más conciencia ecológica a los poderes públicos.


Durante estos 17 años, el Diari de Balears sufrió una importante remodelación estética –que le valió un reconocimiento internacional por su diseño–, que lo convirtieron en el dBalears que hoy se despide de sus lectores en papel para dar paso al Ara Balears, en cuya redacción se ha integrado un nutrido grupo de profesionales procedentes del periódico.

Además, parte de sus periodistas también se integrarán en la redacción de Ultima Hora, mientras que otros se sumarán a nuevos proyectos editoriales del Grup Serra, entre ellos, el mantener vivo en la Red este dBalears que desaparece en su versión impresa.

Sigue el reto

El director del dBalears, Miquel Serra, publica en el último número del diario un artículo titulado El repte continua, en el que tras hacer un repaso a la historia del diario, con especial mención a su extensa relación de profesionales que pusieron todo el empeño en dejar una impronta imborrable en la prensa mallorquina, destaca que «desde el 1 de mayo de 1996, todos los que hemos trabajado en el diario hemos tenido que poner mucha tenacidad para superar los inconvenientes, y nuestra empresa ha tenido que dedicar muchos recursos económicos, humanos y técnicos que, destinados a otros objetivos, le habrán dado más alegrías», y concluye: «Firmamos un compromiso con la lengua, la cultura y la identidad que nos son propias, y entre todos lo hemos cumplido hasta el final».