Previous Next
7

Balears tiene un total de 71.255 viviendas vacías, un 12 por ciento de las 586.883 que existen en las Islas, según los datos del Censo de Vivienda de 2011, que ayer hizo públicos el Instituto Nacional de Estadística. Se trata del estudio más importante sobre el parque inmobiliario de España y los datos se dan a conocer cada diez años.

Balears ha experimentado grandes cambios con respecto al último estudio, correspondiente al año 2001. Para empezar, y pese a que el número de viviendas vacías es muy elevado, la realidad es que se ha reducido sensiblemente ya que hace diez años el número de viviendas vacías era de 85.535. La reducción ha sido, por tanto de 14.280 viviendas un 16 por ciento. De hecho, Balears, Cataluña y Madrid son las únicas comunidades donde baja el número de viviendas vacías.

En paralelo, en estos diez años se ha producido otro fenómeno llamativo a tenor de los datos del Censo. Se ha reducido el número de segundas residencias, que ha pasado de las 110.827 censadas en 2001 a las 85.717 de 2011. Una de las posibles explicaciones a esta reducción de más de 25.000 viviendas es que estas segunda residencias se han destinado a vivienda principal como consecuencia de la crisis.

Crecimiento

El descenso del número de viviendas vacías y de segundas residencias durante estos diez años ha provocado, a su vez, que Balears sea la segunda comunidad donde más ha crecido el número de viviendas principales. En 2011 existen 429.737, un 40 por ciento más de las que existían hace diez años.

La razón que explica por qué ha aumentado de esta manera el número de viviendas principales está en el espectacular aumento de población que ha habido durante este decenio. Esa es una de las razones fundamentales que explican por qué se han lanzado al mercado casi 15.000 viviendas que hasta entonces estaban vacías.

Curiosamente, en estos 10 años, Balears es una de las comunidades que ha experimentado un menor crecimiento porcentual en la construcción, según los datos del censo de vivienda. El incremento ha sido tan sólo del 16,95 por ciento cuando la media española ha sido del 20,3 por ciento. Murcia, con un aumento del 31 por ciento, casi dobla los datos de Balears. La Rioja, Castilla-La Mancha y Cantabria se sitúan en valores superiores al 26 por ciento de crecimiento.

Junto a Balears, las comunidades con menor crecimiento fueron Extremadura, País Vasco, Cataluña y Madrid, según los datos oficiales del Censo.