La infanta Cristina, en una imagen de archivo. | Efe

47

La imputación de la infanta Cristina por su relación con la investigación del Caso Nóos podría hacerse efectiva en el plazo de dos semanas, según han confirmado fuentes próximas a la investigación, las cuales han señalado que existen discrepancias entre la Fiscalía Anticorrupción y el juez José Castro en cuanto a la conveniencia o no de imputar a la esposa de Iñaki Urdangarin, principal imputado en la trama junto a su ex socio, Diego Torres.

Según la noticia difundida en exclusiva por Ultima Hora Radio, el juez Castro sería partidario de la imputación de la Infanta una vez que se han hallado tres actas de reuniones del Instituto Nóos en las que estaría estampada la firma de Cristina de Borbón. Además el juez ha dado relevancia a los numerosos correos electrónicos aportados por Diego Torres que muestran indicios sobre el conocimiento por parte de la Casa del Rey de las actividades ilícitas que se realizaban desde el Instituto Nóos, de cuya junta directiva formaba parte la hija del Rey.

Discrepancias

Según las mismas fuentes, son los fiscales Anticorrupción quienes se oponen a la imputación de Doña Cristina al no ver indicios penales en las pruebas reunidas hasta ahora en la instrucción del caso, que podría finalizar esta misma semana. La Fiscalía considera que las actas firmadas por la Infanta corresponderían a reuniones en las que no se tomaron decisiones relevantes sobre las actividades del instituto Nóos. Además los fiscales consideran que si fuera llamada a declarar, la Infanta lo haría en el sentido de exculpar a su marido de las decisiones que se tomaban en el seno del Instituto, con lo cual su declaración se convertiría en un obstáculo para dirimir la responsabilidad de Iñaki Urdangarin en la trama que se está investigando.

Noticias relacionadas

Quienes sí podrían ser imputados en el plazo de 20 a 30 días después del cierre de la instrucción, previsto para el próximo 22 de marzo, serían Rita Barberá y Francisco Camps, alcaldesa de Valencia y ex presidente de la Generalitat Valenciana, al existir evidencias de que existió una reunión entre ambos políticos con Iñaki Urdangarin en la Zarzuela.

Dentro de la investigación del Caso Nóos, hoy el juez Castro toma declaración en Madrid al Conde de Fontao y al ex conseller valenciano González Pons, mientras que ha levantado la imputación al empresario Joaquim Boixareu.