Bauzá, esta mañana en la sesión plenaria del Parlament. | Elena Valverde

27

El PSIB-PSOE ha acusado al Govern, durante el transcurso de la sesión plenaria del Parlament, de priorizar el pago a proveedores según sus «amigos» y, sin embargo, a quienes no lo son se les aplica la «doctrina de la señora Andrea Fabra».

El diputado socialista Antoni Diéguez ha criticado este martes que el Ejecutivo autonómico no ha pagado «los más de 20 millones de euros que debe al tercer sector, tampoco paga a la enseñanza publica, ni a los enfermos que se desplazan entre islas, ni a los proveedores de hospitales públicos».

Diéguez ha asegurado que «sin embargo, los amigos» como «los centros privados o el señor Kovacks», «sí están al día» como también los farmacéuticos, cosa que ha calificado de «llamativa» porque el «conseller de Salud, el nuevo gerente de Son Espases o el presidente» del Govern son farmacéuticos.

Por su parte, el vicepresidente económico, Josep Ignasi Aguiló, ha asegurado en su turno de réplica que los pagos se hacen según el Plan de Disposición de Fondos que «marca las órdenes de tesorería».

Así, ha recordado que el Fondo de Liquidez Autonómica también «marca criterios», por lo que primero se debe hacer frente a los «vencimientos de los valores emitidos», luego a las «entidades extranjeras», después se debe velar por «los principios de prudencia financiera y luego a la financiación del déficit».