1

Los representantes del PSIB en el Consell de Mallorca consideran que la modificación del contrato con Tirme que hoy aprobará la institución insular es ilegal y denuncian además que las 3.400 toneladas de residuos que ya se han importado de la península lo han hecho en situación de ilegalidad.

El Consell de Mallorca celebra esta mañana un pleno ordinario en el que se aprobará la modificación del contrato con la empresa concesionaria del tratamiento de residuos. Esta modificación incluirá entre el objeto de la empresa la importación de «combustible» para compensar el posible aumento de la tarifa.

Los socialistas han anunciado que se opondrán a esta modificación ya que consideran que no se puede aprobar este cambio ya que se debe justificar el interés público que obliga a cualquier modificación de un contrato con una concesionaria. «El Consell lo justifica con el descenso de la tarifa y eso es una falsedad», afirmó la consellera socialista Mercedes Garrido.

Importación

De hecho, los socialistas consideran que las 3.400 toneladas de residuos que han llegado desde enero lo han hecho en situación de ilegalidad.

El gobierno insular niega este extremo y aseguró que la importación se ha hecho con todos los requisitos legales y la modificación del contrario que se aprobará hoy, también. El conseller de Presidència, Jaume Joan, replicó a los socialistas que la modificación del contrato está plenamente justificada ya que permitirá rebajar el precio de la tarifa.

Por otra parte, el grupo insular de Més pedirá la dimisión de la consellera Catalina Soler ya que consideran que ha incumplido un acuerdo tomado hace año y medio por el Consell para no permitir la incineración de residuos procedentes de fuera de Mallorca.