0

El secretario general del PP de Baleares, Miquel Vidal, ha subrayado que su partido está trabajando con la «mayor celeridad posible» para encontrar una «solución» al tema de los desahucios para que no vuelva a repetirse un suceso como el ocurrido este martes en la localidad mallorquina de Calvià, donde un matrimonio de 68 y 67 años se ha suicidado después de que les informaran de que iban a ser desahuciados por impagos.

En un comunicado, Vidal ha expresado sus «condolencias» por este suceso y ha enviado su «más sentido pésame» a los familiares y amigos del matrimonio que se ha quitado la vida.

Tras lamentar que situaciones como ésta sigan ocurriendo, Vidal ha recalcado que desde que el PP gobierna en Madrid se ha puesto a «trabajar sin descanso», porque, según ha considerado, «no podemos cerrar los ojos a un drama que afecta a muchas familias» y que causa un «dolor irreparable».

Así, ha destacado la reforma de la Ley Hipotecaria, que establece una serie de medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, cuyos objetivos se basan en «proteger a los colectivos más vulnerables y que están sufriendo en mayor medida los efectos de la crisis».

Entre estas medidas, ha resaltado «la suspensión inmediata y por un plazo de dos años de los desahucios de las familias que se encuentren en una situación de especial riesgo de exclusión o que el proceso de desahucio no pueda comenzar hasta el tercer impago del deudor, en lugar del primero, como sucede ahora».

Además, ha recordado que «se ha creado un Fondo de 6.000 viviendas para dar alojamiento a las familias que han sido desalojadas por los desahucios desde el año 2008», de manera que éstas podrán acceder a un alquiler, que oscilará entre los 150 y los 400 euros, dependiendo de la renta familiar».

Finalmente, ha indicado que esta misma tarde el PP ha anunciado que votará a favor de la iniciativa legislativa popular para regular la dación en pago y paralizar los desahucios.