8

Las empresas de alquiler de coches han afirmado hoy que recurrirán ante los tribunales el nuevo impuesto medioambiental que aplicará el Govern a partir de abril porque supondrá «el colapso total» y es «inasumible», a pesar de la rebaja introducida en el anteproyecto por el ejecutivo balear.

El presidente de la Asociación Empresarial de Alquiler de Vehículos con y sin conductor de Baleares, AEVAB, Ramon Reus, ha mostrado su decepción porque el Govern no ha consensuado este impuesto con el sector.

Reus ha realizado esta declaración tras la reunión que han mantenido hoy varios representantes del sector con el vicepresidente económico, de Promoción Empresarial y Empleo, Josep Ignasi Aguiló.

El encuentro ha servido para «implantar» el impuesto, «no para aplazarlo ni quitarlo, sino para imponerlo», ha dicho Reus, para quien esta medida «es una barbaridad que arruinará a un sinfín de empresas».

Por su parte, el director general de Presupuestos y Financiación del Govern, Antoni Costa, ha insistido en que toda medida impositiva es dolorosa y «no es un plato de gusto para este Govern» aplicarla, pero ha explicado que se han introducido modificaciones que suponen rebajas en los tramos del impuesto de entre 0,50 y 2 euros, para que las empresas más pequeñas y frágiles tengan una tributación reducida.

Para los empresarios de alquiler de coches, estas modificaciones de última hora al anteproyecto original son solo «cortinas de humo» y supondrán el «colapso total» del sector porque serán ellos, al menos este año, los que asuman el coste de este nuevo gravamen ya que los paquetes turísticos de la nueva temporada están vendidos con precios ya cerrados.