Sansaloni y Ribot con el equipo de la nueva unidad de Son Espases.

1

El Hospital Universitari Son Espases cuenta, desde el pasado día 1 de enero, con la primera unidad de curas paliativas pediátricas de las Islas.

La unidad, que ayer fue presentada por el conseller de Salut, Família i Benestar Social, Martí Sansaloni y el gerente del centro hospitalario, Víctor Ribot, ya ha atendido a 25 niños y niñas y a sus familiares desde que entró en funcionamiento.

Así lo explicó ayer Sansaloni afirmando que con esta nueva unidad «lo que pretendemos es mejorar la vida de los pacientes y las de su entorno familiar».

La mayoría de estos jóvenes pacientes son enfermos con patologías oncológicas o con enfermedades crónicas.

Equipo

Integrada en el Servicio de Pediatría, la unidad de curas paliativas pediátricas, está formada por un equipo interdisciplinar que cumple una función de los familiares de los pacientes y de atención de sus necesidades físicas, emocionales y sociales.

En el caso en el que la enfermedad progresa y llega a la fase terminal, el equipo atiende a los pacientes y promociona la atención a la familia durante el duelo.

Este equipo multidisciplinar -formado por un médico, una enfermera y una psicóloga- hace posible la atención conjunta de los síntomas de los pacientes, como las curas de enfermería, el alivio del dolor, la revisión del tratamiento y el apoyo psicológico y emocional a sus padres.

La creación de esta unidad, según informan desde el Servei de Salut, es el fruto del trabajo desarrollado durante los últimos años por parte de los equipos de atención a domicilio (ESAD) de las Islas, que atienden en sus casas a los niños con alguna enfermedad terminal y de un proyecto piloto financiado por la Estrategia Balear de Curas Paliativas para la creación de este nuevo equipo multidisciplinar.

Durante el año 2012 se realizó el proyecto piloto, en el cual se atendieron a 41 niños y sus familiares.