Imagen del Palacio de Congresos de Palma y del hotel anexo. | J. TORRES

25

Cort modificará el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para poder separar urbanística y jurídicamente el hotel y el Palacio de Congresos, que actualmente son considerados como una unidad única e indisoluble. Una de las posibilidades que se contemplan es terminar las obras del Palacio de Congresos con los 30-40 millones de euros por los que se podría vender el hotel. Así, lo anunció ayer el teniente de alcalde de Turisme, Álvaro Gijón, tras el consejo de administración de Palau de Congressos que acordó solicitar a Cort modificar el PGOU para dividir el equipamiento del hotel y el Palacio de Congresos.

Petición

Gijón argumentó que han tomado esta decisión, porque algunos empresarios se han interesado por gestionar el hotel y el Palacio de Congreso por separado; así como por comprarlo, especialmente el hotel. Sin embargo, explicó que ninguna de estas opciones es posible porque cuando el gobierno de Aina Calvo decidió construir los dos hoteles en un único solar (el otro no era de titularidad municipal) e incrementar la altura, el Consell de Mallorca advirtió que el funcionamiento del equipamiento quedaba «vinculado» a que el hotel y el Palacio de Congresos fuesen «indisolubles». El responsable municipal de Turisme informó que el president del Govern, José Ramón Bauzá, les pidió que se estudiase la posibilidad de separar urbanística y jurídicamente el Palacio de Congresos y el hotel. Así lo hicieron y comprobaron que era posible con la aplicación de la Ley Company, que permite «incrementar la edificación sin tener que considerar el equipamiento como un único elemento».

Obras

Gijón reconoció que esta medida no asegura que se vayan a reanudar las obras del Palacio de Congresos, pero aseguró que «estábamos enconsertados» y esta posibilidad «nos permite abrirnos a más posibilidades». Una de ellas es finalizar las obras del Palacio de Congresos con el dinero que se recaudaría de la venta del hotel. Gijón informó que el coste de ejecución de las obras del hotel es de unos 30 millones de euros, a lo que habría que añadir el valor del suelo; la venta del hotel se realizaría por subasta pública.

Precisamente, a Palau de Congressos le faltan 30 millones de euros para terminar la obra, a los que habría que añadir los 35 millones de euros que le deben a Acciona. Gijón aseguró que el Palacio de Congresos en ningún caso se dejará sin terminar, ya que la venta del hotel permitiría terminar las obras. Además, adelantó que el hotel podría abrirse al público antes porque las obras se encuentran al 80% de ejecución y podrían estar terminadas en seis meses, mientras que las del Palacio de Congresos están al 70% y hace falta un año para terminarlas.