Miembros de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas de Mallorca. | Teresa Ayuga

10

¡Basta ya! no es un lema nuevo en las reivindicaciones ciudadanas, pero en los últimos años es bandera de los colectivos implicados en la batalla contra los desahucios que ha sensibilizado a la sociedad desde el inicio de la crisis.

Más de 11.000 firmas han recogido desde que en abril pasado se lanzase la campaña las Plataformas de Afectados por las Hipotecas (PAH) en Mallorca, Eivissa y Menorca, que sumadas a las del resto de España sobrepasan el medio millón necesario para presentar una Iniciativa Legislativa Popular que lleve a debate en el Parlamento español una nueva Ley Hipotecaria.

Vivienda
Àngela Pons, portavoz de la PAH en Mallorca, señaló ayer en el balance de la campaña que «ahora es el turno de los políticos, a los que les toca dar un paso al frente y armados con dignidad y valentía hacer frente a la presión de la banca y gobernar para personas más allá de las disciplinas de partido».

Según Pons, la campaña «para lograr una ley hipotecaria más justa», pasa por la moratoria de los desahucios, la dación en pago retroactiva y los alquileres sociales, «acabando con la mercantilización de los hogares y la garantía del derecho de las personas a una vivienda justa».

Al comienzo de la presentación se guardó un minuto de silencio «por las personas que se han quitado la vida como consecuencia de desahucios que les dejaban sin casa».