Encuentro de trabajo de los políticos y empresarios de las Islas con el titular marroquí de la cartera de Energía, Minas, Agua y Medio Ambiente, ayer por la mañana. | Jaime Moreda

37

El primer viaje comercial de Bauzá con empresarios comenzó a primera hora de la mañana en Rabat con una visita institucional al mausoleo de rey Mohamed V, auténtico héroe del pueblo marroquí, padre de Hassan II y abuelo de Mohamed VI, actual monarca del reino alauita.

Tras este acto, la comitiva presidencial se trasladó a la Embajada de España, donde mantuvo una reunión con los empresarios desplazados a Marruecos y con el equipo comercial de la embajada.

Posteriormente, políticos y empresarios comenzaron una serie de reuniones en los ministerios de Vivienda, Energía y Economía y Finanzas. En los tres encuentros, Bauzá subrayó las bondades turísticas de las Islas y alabó las excelentes relaciones entre los gobiernos español y marroquí y sobre todo entre los respectivos reyes.

A pesar de que entre los 24 empresarios que acompañan a Bauzá y al conseller de Presidència, Antoni Gómez, hay profesionales de diversos sectores, quedó claro que el turismo y sus derivados es la piedra angular sobre la que pivotan todos los futuros acuerdos empresariales.

Todo fueron buenas palabras y anuncios de una colaboración en un futuro, pero ningún acuerdo concreto. En materia energética, el president del Govern invitó a Marruecos a que visitara las Islas para conocer cómo funciona el sector energético de las Islas y sus expectativas de desarrollo.

La cuarta visita, que tenía como objetivo el Ministerio de Equipamiento y Transporte, se convirtió en un almuerzo de trabajo. Su titular, Aziz Rabbah, ya conocía a Bauzá ya que ambos coincidieron en un acto en Barcelona a partir del cual comenzó a prepararse esta visita. Durante la comida, los empresarios baleares tuvieron la oportunidad de compartir mantel con homólogos marroquíes e intercambiar experiencias. Tras el ágape, tuvo una reunión conjunta entre ambas delegaciones.

El presidente de la Cambra de Comerç de Mallorca, Joan Gual de Torrella, señaló: «La expectativa en Marruecos es alta. Estamos especializados en el sector turístico en el sentido más amplio de la palabra y este país, aun a pesar de las dificultades que ofrece el idioma y la cultura, es un buen lugar para realizar proyectos en un futuro».

Casablanca

La comitiva se trasladó posteriormente a La Primatura (Jefatura del Gobierno), donde el president del Govern se entrevistó con el Jefe del Ejecutivo marroquí, Abdelilah Benkirane.

No acabó ahí la jornada ya que el grupo (24 empresarios y la comitiva del Govern, formada por 11 personas, y dos periodistas) se trasladó a Casablanca, donde tuvo lugar una recepción y una cena ofrecida por el ministro de Turismo, Lahcen Haddad.

Para hoy está prevista una reunión entre la delegación de Balears y los miembros de la Confederación General de Empresarios marroquí donde cada empresa de las Islas dispondrá de un minuto para presentarse. Un café pondrá fin al viaje.