1

Los administradores judiciales del Grupo Playa Sol solicitarán la declaración de concurso de acreedores de 266 sociedades, prácticamente todas las que componen el grupo, ante los juzgados de lo Mercantil de Palma el próximo lunes, y pretenden continuar la actividad en 2013 y mantener los puestos de trabajo.

El grupo turístico Playa Sol, radicado en Ibiza, fue intervenido judicialmente en mayo de 2010, cuando arrastraba un endeudamiento superior a 300 millones de euros, ha recordado la compañía en un comunicado.

Desde entonces la administración judicial nombrada ha intentado reflotar el grupo empresarial con el apoyo de Hiperion como gestor de la cadena hotelera y ha conseguido la regularización en todos los niveles operativos y comerciales.

El Grupo Playa Sol, que explota 48 hoteles en Ibiza con unas 5.000 habitaciones y da empleo a unas 1.200 personas en temporada alta, ha alcanzado en 2012 unos ingresos de 45 millones de euros, con un incremento de precios del 6 % sobre la temporada 2011.

Aún así, la administración judicial del grupo solicitará la declaración de concurso de acreedores el próximo lunes, a través de sus asesores legales Cremades-Calvo Sotelo.

«A pesar de los esfuerzos realizados, la complejidad del entramado societario formado por más de 300 sociedades, y el excesivo endeudamiento bancario, así como las importantes deudas y contingencias arrastradas con las administraciones públicas, obligan al grupo a solicitar la tutela de un procedimiento concursal como requisito necesario para la continuidad del negocio y del empleo», indica la nota.

Con la declaración del concurso, tanto la administración judicial, como la gestora Hiperion, mantienen la voluntad de continuar la actividad para la temporada 2013, en la que la evolución de las reservas está siendo muy positiva.

Confían en una solución rápida de este proceso, que asegure la viabilidad del negocio y el futuro de los puestos de trabajo.

Los administradores judiciales del Grupo Playa Sol ya comunicaron en octubre de 2012 al Juzgado de lo Mercantil de Palma que iniciaban un proceso de reestructuración societaria para fusionar todas las sociedades del grupo así como la negociación para refinanciar su deuda.