0

La coalición PSM-IV-ExM de Palma ha propuesto que se apueste por la recogida selectiva de basuras puerta a puerta en el centro de Palma, tras la paralización desde el pasado mes de mayo del sistema neumático.

La coalición ecosoberanista considera que la recogida neumática ha resultado «una auténtica ruina y una estafa de la que se han de reclamar responsabilidades a la empresa constructora».

Según ha explicado en un comunicado, este el «momento idóneo» para aplicar un sistema más económico y sostenible como es el de puerta a puerta.

Para el portavoz del grupo municipal PSM-IV-ExM en el Ayuntamiento de Palma, Antoni Verger, la decisión del equipo de gobierno de no reanudar la recogida neumática en el centro de la ciudad era una noticia previsible ya que las cifras relativas al coste de mantenimiento del sistema y el actual estado de degradación de los conductos como el elevado coste de su reparación, así lo demostraban.

En este sentido, la coalición ecosoberanista ya había denunciado el exagerado coste que suponía para las cuentas de Cort un mantenimiento que «cada año aumentaba de forma exponencial».

De hecho, y según cifras de Emaya, en 2005 se destinaron 133.000 euros al mantenimiento del sistema de recogida neumática, y en 2011 ya suponía unos 517.000 euros anuales.

Los ecosoberanistas aseguran que la recogida puerta a puerta producirá un aumento del reciclaje, una mayor concienciación de los ciudadanos y la administración, a un precio «significativamente menor».

Verger ha puesto como ejemplo el éxito de la recogida puerta a puerta en municipios como Esporles, donde la recogida de basuras cuesta al Ayuntamiento 200.000 euros anuales.