Mateu Isern escucha atentamente a Julio Martínez, durante el pleno de esta mañana. | Pere Bota

7

Cort ha aprobado hoy en un pleno extraordinario, con los votos en contra de la oposición, a la que se le han rechazado todas las enmiendas, el proyecto inicial del presupuesto general del Ayuntamiento para 2013 por 363.965.400 euros, lo que supone un 5,5 % menos que en el ejercicio anterior.

El portavoz del equipo de gobierno municipal y teniente de alcalde de Economía y Hacienda, Julio Martínez, en declaraciones a la prensa se ha mostrado «contento» con el presupuesto «que da respuesta» a la crisis económica, social y laboral municipal, ya que «garantiza las prestaciones básicas para que Palma funcione».

Martínez ha destacado que la oposición no ha cuestionado «ningún euro de los 364 millones» destinados a las partidas municipales, sino que ha presentado enmiendas que se basan «en ingresos que no existen» y en «teóricas disminuciones» de dotaciones presupuestarias como la destinada a electricidad, que «ya está muy ajustada y que seguramente requerirá un refuerzo».

El teniente de alcalde de Economía ha recordado además que las 30 enmiendas presentadas por la oposición, 20 del PSIB y 10 del PSM-IV-ExM, no tienen el apoyo del departamento de Intervención municipal, un ente que, como ha explicado en el pleno, ahora depende de Madrid.

Oposición


Por su parte, la portavoz del PSIB en el Ayuntamiento, Aina Calvo, ha lamentado que el alcalde de Palma , Mateo Isern, no haya aceptado la propuesta de su partido, que se ha propuesto abstenerse en la votación de los presupuestos a cambio de que Cort destine una parte de los beneficios de la empresa pública EMAYA a programas socio-educativos de la ciudad.

Calvo ha acusado a Isern de «desentenderse», un hecho que ha calificado de «desolador para el conjunto de la ciudadanía», ya que en su opinión, es «inconcebible» que EMAYA obtenga beneficios y estos no se destinen a programas sociales.

La portavoz socialista ha insistido en que «otros presupuestos son posibles», si, entre otros aspectos, se reclama al Govern lo que debe a Cort por la Ley de Capitalidad y se incrementan los ingresos por infracciones urbanísticas.

Para el portavoz del grupo municipal de PSM-IV-ExM, Antoni Verger, también existen alternativas viables a los presupuestos «injustos y antisociales del PP» aprobados hoy y ha acusado al ejecutivo municipal de negarse a «valorarlas seriamente».

En opinión de Verger se debería aumentar el coeficiente diferencial del IBI para cargar con mayor presión fiscal a las grandes superficies, así como recargar el 50 % de dicho impuesto a las 20.000 viviendas que permanecen vacías en Palma, a la vez que se reduce el gasto corriente en telecomunicaciones y consumo energético.

Verger le ha exigido al PP que rectifique la «auténtica catástrofe» que suponen estos presupuestos ahora, porque el año que viene será muy tarde para los ciudadanos «que ya habrán caído en la miseria, en las drogas y en la delincuencia».

En el pleno extraordinario celebrado hoy, Martínez ha advertido que no se puede dejar de pagar la deuda a los bancos, ni exigirle al Govern, que no cuenta con recursos suficientes, que destine dinero a Cort para inversiones, en alusión a la Ley de Capitalidad.

Representantes de Unión de Asociaciones de Mallorca, el Consejo de la Juventud y FEPAE han sacado carteles de protesta en el pleno por los recortes en las partidas sociales municipales y han pedido al equipo de gobierno que modifique los presupuestos, que se aprobarán definitivamente en diciembre.