1

La portavoz del PP en el Parlament, Mabel Cabrer, ha afirmado, tras el levantamiento provisional de la imputación del alcalde de Inca, Rafael Torres, en el caso Over Marketing, que «mantiene lo mismo» que dijo cuando se conoció la presunta implicación del primer edil en la trama de corrupción, cuando aseguró que si era imputada renunciaría a su escaño y presentaría su dimisión.

En rueda de prensa celebrada este lunes, la 'popular' ha afirmado que en su caso «tanto en las formas como en el fondo está claro y mantengo exactamente lo mismo», que dijo el 31 de octubre tras la Junta de Portavoces en los pasillos del hemiciclo.

A este efecto, ha insistido en que el PP «está cumpliendo con el código ético» y ha aseverado que aunque el presidente del Parlament, Pere Rotger, haya sido imputado en este mismo caso la imagen de la Cámara autonómica no se debilita.

Así, ha incidido en que el PP esperará a la declaración de Rotger para exigirle que ponga su cargo a disposición de la formación, tal como establece su normativa interna.

El portavoz del Govern, Rafael Bosch, ya se manifestó en este sentido cuando anunció el pasado viernes que desde el PP se iba a esperar a la declaración de Rotger, del próximo 18 de noviembre, para pedirle que ponga su cargo a disposición del partido.

Cabe recordar que el código ético del PP contempla que si un miembro de la formación es imputado éste debe poner su cargo a disposición del partido, para que los órganos internos de éste decidan en consecuencia.

Así, Bosch consideró que el actual presidente de la Cámara tendrá que poner su cargo a disposición del PP, si bien añadió que «lo razonable» es que lo haga tras su declaración del día 18.

De esta manera, el partido esperará a «los próximos días» puesto que sería «paradójico» que le hiciesen poner su cargo a disposición del partido y posteriormente el juez el retirase la imputación.