Pedro Canals mostrando fotografías antiguas de los hoteles San Diego y Solimar.

8

Hoteleros de toda la vida, muchos de ellos pioneros, se están viendo en la necesidad de poner a la venta establecimientos que ellos crearon en los años 60 y 70 a causa de la crisis económica y porque el relevo generacional no se produce como ellos esperaban, de ahí que desde hace año y medio se están llevando a cabo operaciones de compraventa de hoteles de tres estrellas en las principales zonas turísticas, pero muy en concreto en la Platja de Palma.

Las últimas operaciones se han culminado en los meses de septiembre y octubre, en el que la cadena HM Hotels, que preside Antoni Horrach, se ha convertido en auténtica protagonista, al comprar a la familia Canals los hoteles San Diego y Solimar, así como el complejo Tenis Arenal.

Esta cadena adquirió el pasado año el hotel Balmes, en Can Pastilla, y ha sumado recientemente el hotel Ambos Mundos, ubicado en la Platja de Palma. Con estas operaciones, HM suma en su cartera unas 800 camas más en una zona en la que quiere incrementar su presencia por cuestiones estratégicas.

El presidente de la Asociación Hotelera de la Platja de Palma, Francisco Marín, señala que con estas operaciones, que continuarán en próximos meses con la venta de más hoteles, «se reactiva el mercado de venta de hoteles por parte de pequeñas y medianas cadenas hoteleras, lo cual es más que positivo porque ello supondrá procesos de renovación, incremento de categoría y mejora de la oferta de alojamiento».