Pulsa sobre la imagen para AMPLIAR el GRÁFICO "Precios de billetes de avión (con descuento de residente)"

5

El presidente de la Cámara de Mallorca, Joan Gual, criticó ayer duramente al Gobierno central por el anuncio de que se pondrá un límite máximo en el importe de las tarifas de transporte aéreo y marítimo con derecho a subvención, afirmando de forma tajante que «el descuento de residente es intocable, por lo que hacer una norma por varias excepciones no es lógico, más aún cuando se perjudica a todos los residentes beneficiarios de este tipo de descuentos del 50 %».

Gual mostró su alarma por estos cambios: «Es hora de que el mundo de la política balear tome cartas en el asunto, porque se está apreciando una clara estrategia de poner límites al descuento de residente por parte de la Administración central. Estamos absolutamente en contra de estas limitaciones a las subvenciones y consideramos que cada vez más se nos grava por el hecho insular. Además, resulta chocante que la misma Administración que aboga por los recortes haya aprobado 2.000 millones de euros para el AVE en Galicia», puntualizó.

Alarma

La Cámara de Comercio se muestra absolutamente en contra de la medida propuesta por el Ministerio de Fomento, «porque se aprecia una clara estrategia para reducir las bonificaciones, incidiendo en un hecho que venimos denunciando desde hace años, que la insularidad sigue siendo un handicap para los ciudadanos y empresarios de Balears, ya que la actitud política de la Administración central con este tema no va acorde con los intereses y demandas de Balears».

La presidenta de Aviba, Sylvia Riera, incidió ayer también en las mismas tesis que la entidad cameral, puesto que considera que la actitud del Ministerio de Fomento «penaliza, aún más, la insularidad».

Además, señala que las tarifas de los billetes de preferente y primera clase «no tienen subvención, pero sí la tarifa más cara en clase turista. Los residentes de las Islas tienen, en ocasiones, que abonar la máxima tarifa en clase turista por razones de urgencia o por querer comprar un billete de avión de un día para otro».