Previous Next
11

Las cuentas del Estado previstas para el próximo año planean un recorte drástico de las investiones en Balears, caen hasta los 78,7 millones de euros, con un descenso del 45,1 por ciento con respecto al ejercicio de este año.

La distribución de la inversión estatal deja 17,3 millones de euros en manos de los diferentes ministerios mientras que el ‘músculo’ inversor del Gobierno, las empresas y entes autónomos, dejará -a expensas de modificaciones en la tramitación en el Congreso y el Senado- 60,6 millones de euros.

Las cifras de la inversión del Estado en las Islas evidencian que los efectos de la crisis se han cebado con especial virulencia con Balears, hasta el punto de situarla en los ratios de menor inversión por habitante -70,72 euros frente a 225,53-. Así, de los 183,4 millones de euros invertidos en 2011, el último año del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, se ha pasado a los 78,7 millones de 2013. Este año -con Mariano Rajoy en La Moncloa- la inversión ha sido de 143,2 millones de euros.

Infraestructuras

Las ‘puertas’ de Balears serán las más castigadas por la Administración central si no se logran cambios sustanciales en el redactado del proyecto de presupuestos, toda vez que la caída de la inversión en los aeropuertos de las Islas acumula 44 millones de euros, pasa de los 64,8 millones de este año a 20,1 millones previstos para 2013.

Cabe señalar que AENA, el ente público que gestiona los aeropuertos de Mallorca, Menorca y Eivissa tiene en estos puntos uno de los núcleos que generan más beneficios al final del ejercicio.

El otro recorte que el Gobierno quiere imponer en Balears afecta a los puertos de titularidad estatal -Palma, Alcúdia, Eivissa, Maó, Ciutadella y La Savina-. Entre este 2012 y el próximo 2013, estos puertos perderán 20 millones de euros en inversiones.

Al igual que ocurre con los aeropuertos, los puertos de las Islas ofrecen importantes beneficios, en especial el de Palma, gracias al creciente tráfico de cruceros.

Modificaciones

Lograr reconducir las cifras que plantean el proyecto de presupuestos para 2013 se ha convertido en el objetivo prioritario del Govern, cuyos representates más cualificados, empezando por el propio presidente Bauzá, no ocultan su preocupación por la situación de agravio que se ha generado.

Todos los representantes políticos -incluido el propio Partido Popular- esperan que en la ‘cumbre’ de presidentes autonómicos a las que asistirá hoy Bauzá en Madrid y en la que está presente el presidente Rajoy se logre reconducir la situación, aunque para ello será preciso redactar enmiendas durante la tramitación del proyecto de ley y que se prolongará hasta las últimas semanas del próximo mes de diciembre. Será entonces la gran prueba de fuego para hacer realidad las promesas.