Imagen general de los jueces antes de iniciarse la reunión. | M. À. Cañellas

38

Los jueces de Palma se han mostrado hoy dispuestos a convocar una huelga indefinida en el plazo más breve posible como medida de presión ante los recortes y la propuestas de reformas de la justicia propuestas por el Gobierno central.

Además, los jueces han pedido la dimisión de los miembros del Consejo General del Poder Judicial y han acordado reprender al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, por su «manifiesta injerencia» en el poder judicial.

El juez decano de Palma, Francisco Martínez Espinosa, ha afirmado hoy en declaraciones a los periodistas que estos han sido los acuerdos a los que han llegado 50 jueces de Palma en la junta que han celebrado hoy.

Martínez ha asegurado que la fecha de la convocatoria de la huelga indefinida aún se desconoce porque dependerá de que se acceda a las peticiones de los jueces y de que se reconozcan los derechos para negociar de la comisión interasociativa de conflicto integrada por todas las asociaciones de jueces y fiscales.