Josep Ignasi Aguiló, en una imagen de archivo. | ultimahora.es

19

El vicepresidente económico, Josep Ignasi Aguiló, ha dicho que está satisfecho con el dato de déficit público del primer semestre del año en Baleares del 0,4 % del PIB, que supone haberlo rebajado en 460 millones respecto al año pasado, pero ha pedido prudencia y se ha comprometido a no bajar la guardia.

Aguiló ha valorado hoy en la rueda de prensa del Consell de Govern los datos que se conocieron ayer y ha señalado que reflejan que la comunidad está «en el buen camino», aunque «hay que decirlo con prudencia porque quedan 6 meses por delante» en los que no se debe «bajar la guardia» para cumplir el objetivo anual del 1,5 %.

«Es un objetivo que podemos conseguir, no hemos de aflojar y tenemos que seguir revisando partidas y haciendo las modificaciones oportunas», ha dicho Aguiló, que ha puntualizado que no es optimista al respecto sino «realista».

El año pasado el déficit de los seis primeros meses fue del 2,51 % con 667 millones de euros y ha pasado al 0,4 % en un año, con 106 millones de euros, «una rebaja importante, de entorno a los 460 millones de euros, que tiene que ver tanto con el lado del gasto, controlado de forma importante, como por la de ingresos que también se ha mejorado de forma considerable», ha dicho Aguiló.

El responsable económico del Govern considera que Baleares «está demostrando que es fuerte» y tiene una economía sólida que la sitúa «en la mejor posición de todas las comunidades», pero ha dicho que ni descarta ni deja de descartar recurrir al fondo de liquidez de las comunidades autónomas porque «si tiene ventajas respecto a la financiación ordinaria, lógicamente habría que recurrir». «Dependerá del precio que tenga recurrir a este fondo y las condiciones que se fijen», ha insistido Aguiló.

El déficit, objetivo esencial

El vicepresidente ha defendido que controlar el déficit es un objetivo esencial para la reactivación económica, en la que Baleares está mejor situada que el resto del país.

Según Aguiló, Baleares tiene una estructura productiva más fuerte que la del resto de España y además cuenta con la ventaja de que la recuperación económica vendrá por el sector exterior y en el caso de las islas éste supone «el 45 % del PIB».

Noticias relacionadas

A eso se añade el control que está ejerciendo el Govern sobre las cuentas públicas y las modificaciones legislativas para impulsar ámbitos como el turismo, el comercio o la creación empresarial.

«Nuestra situación es mejor que la del resto del país, aunque nos influya lo que pase en el resto de Europa y de España», ha afirmado.

También se ha referido a los datos de deuda pública conocidos hoy, de 4.673 millones de euros en Baleares, el 17,5 % del PIB y ha dicho que el dato «está bajo los límites fijados por la comunidad autónoma y cumpliendo los objetivos».

Nivel de deuda elevado

Aunque ha admitido que la comunidad mantiene un nivel de deuda «elevado», ha precisado que «en años anteriores crecía de forma exponencial» y últimamente está «mucho más controlado y atado».

Sobre el hecho de que perduren las deudas con los consells y ayuntamientos, Aguiló ha dicho que éstas se van reduciendo y ha insistido: «Venimos de una situación complicada».

El vicepresidente ha dicho que deuda con los ayuntamientos se está reduciendo de forma significativa y desde finales del año pasado han cobrado 58 millones de euros.

«Los gastos que genera este Govern los está pagando y es cierto que tenemos una 'mochila', pero se irá pagando», ha afirmado.
En el caso del Consell de Mallorca, ha dicho que «la deuda no ha aumentado, que ya es un triunfo tras una senda de crecimiento galopante con las distintas administraciones».