Isern, durante la visita que ha realizado esta mañana las dependencias de la Policía Local de Sant Ferran. | Alejandro Sepúlveda

El alcalde de Palma, Mateo Isern, ha considerado este lunes «deseable» que las obras del Palacio de Congresos de la capital balear se reinicien antes de que concluya el presente año, si bien ha añadido que un «problema tan importante» no debe estar «condicionado» por los plazos sino por el hecho de encontrar una solución adecuada.

En declaraciones a los periodistas durante una visita a las dependencias de la Policía Local de Sant Ferran, el primer edil de Palma ha manifestado que durante el mes de agosto el consistorio ha continuado «haciendo gestiones para solventar el problema de financiación» que tiene esta infraestructura después de que el pasado 20 de julio, se decidiera paralizar sus obras debido a que la única empresa que se había presentado para gestionarlo, Meliá Hoteles, no había cumplido el pliego de condiciones en lo referente al canon.

Isern ha indicado que hay empresas interesadas en explotar el palacio, por lo que actualmente se está «estudiando cualquier alternativa que haga viable» el reinicio de las obras.

En este sentido, también ha apuntado que, teniendo en cuenta el nivel de desarrollo en el que se encuentran las obras, «no podemos no acabarlo». Asimismo, ha destacado que esta infraestructura supondrá la reactivación económica y desestacionalización de la capital balear, puesto que la ciudad, según su opinión, tendrá «un antes y un después» con el Palacio de Congresos.

Catastro

En otro orden de cosas, Isern se ha referido también al incremento del valor catastral en la ciudad y ha remarcado que esta revisión se ha realizado tras 16 años sin actualizarla, por lo que era necesario «armonizar el valor» con el de las propiedades. Asimismo, ha indicado que se ha llevado a cabo de la forma «más suave posible»