El anuncio de modificación de la ley provocó una multitudinaria manifestación en Palma. | J. TORRES

0

Sólo uno de cada diez funcionarios del Govern tendrá la obligación de conocer el catalán para acceder a su puesto de trabajo tras la reciente modificación de la Ley de Función Pública, que ya ha sido publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Según informa la Conselleria d'Administracions Públiques en un comunicado, el último Consell de Govern, celebrado el pasado viernes, aprobó la adaptación de la Relación de Puestos de Trabajo del Govern a las nuevas exigencias de la ley tanto en lo que respecta a funcionarios como a personal laboral de servicios generales.

Atención al público
Un total de 654 plazas de funcionario de la Administración de la Comunitat Autònoma tendrán, por tanto, la obligación de conocer el catalán para acceder a su puesto de trabajo. De este total, 529 plazas son de atención telefónica y ordenanzas, para quienes se mantiene el requisito del nivel A2 de catalán.

A ellos se suman 85 plazas de información y atención al público, a quienes se les exigirá el nivel B2. Por último, hay otras 40 plazas de asesores lingüísticos para quienes será obligatorio acreditar el nivel de conocimiento C2 de catalán.

El Govern informa además de que la ley establece que, al margen de estos supuestos, sólo se podrá establecer el requisito de un nivel de catalán en los puestos en los que excepcionalmente se determine de manera individual «y debidamente justificada y motivada» en función de sus características concretas.

La adaptación de la Relación de Puestos de Trabajo a la modificación de la Ley de Función Pública sólo afecta por el momento al personal funcionario y laboral de la Administración general del Govern, pero no incluye ni a los profesores ni al personal sanitario.

El conocimiento del catalán sigue siendo obligatorio para el personal educativo, pero ha dejado de serlo para el personal sanitario. Con la modificación de la Ley de Función Pública, el conocimiento del catalán será un mérito y no un requisito.

Médicos

El hecho de que ni a los médicos ni al personal sanitario se les exija el conocimiento del catalán es una de las cuestiones que ha despertado más protestas. El PP considera que a la hora de contratar a un especialista médico es más importante su conocimiento especializado que el hecho de que sepa catalán.

Los partidos de izquierdas está parcialmente de acuerdo con esta idea, pero defienden que es imprescindible que conozca el catalán para poder atender como corresponde a los usuarios de la sanidad balear que deseen expresarse en esta lengua.