Francisco Coll, Sylvia Riera, Catalina Roig y Antonio Hernández, ayer en Aviba. | MIQUEL A. CANELLAS

11

Las agencias de viajes de Balears venden en estos momentos un millón menos de excursiones que hace diez años, según el presidente de la Comisión de Excursiones de Aviba, Antonio Hernández, y la vocal de la misma, Catalina Roig.


«La crisis económica ha tenido un efecto directo en esta evolución, así como el elevado número de turista repetidor que viene a Mallorca, que una vez conoce la Isla opta por alquilar un coche y moverse a sus anchas. A esto hay que sumar la caída del mercado español e italiano, así como el poder adquisitivo de los turistas, que hace que de cada tres turistas que llegan a la Isla, únicamente uno contrata alguna excursión», explica Hernández.


Mercados

En los años de bonanza turística se superaban los dos millones de venta de excursiones, tanto diurnas como nocturnas.
En la actual temporada turística, «el nivel de ventas está un 10% por debajo del pasado año, aunque hay mercados que contabilizan un 20%, como son el español y el italiano. En los dos grandes mercados tradicionales, alemán y británico, se mantienen las ventas, aunque a un menor ritmo que en temporadas precedentes», puntualizan Roig y Hernández.
A la pregunta de qué excursiones son las que más se venden, ambos coinciden en señalar en que son las «tradicionales».
Catalina Roig añade: «Es curioso, pero la estadística así lo confirma. Las cuevas, la vuelta a la Isla (Palma-Sóller-sa Calobra), Formentor, Palma-Valldemossa y las marítimas, son las que se venden. Las que hemos querido introducir, para innovar este mercado, están en fase incipiente, pero solamente suponen un 5% de las ventas. En este último segmento hay que incluir todas las excursiones relacionadas con el turismo activo (buceo, senderismo, escalada, etc.)».
Las excursiones diurnas son las que más han bajado a causa de la crisis, pero si hay una excursión que registra una evolución más que positiva, ésta es la del autobús turístico (Palma city-sightseeing).