PALMA. URBANISMO. EL GOVERN Y CORT DECIDEN PARALIZAR LAS OBRAS DEL PALACIO DE CONGRESOS - PALAU DE CONGRESSOS. MAS FOTOS EN EL DISCO DEL 20-07-2012 | J. TORRES

9

Todos los escenarios están abiertos, menos el de no terminar y poner en marcha el Palau de Congressos de Palma, según confirmaron ayer desde la entidad Palau de Congressos S.A. y del Ajuntament de Palma. Así, no se descarta que la adjudicación del Palau de Congressos y del hotel anexo pueda hacerse por separado, previa aprobación por el consejo de administración, algo que no era posible en el concurso que ha quedado desierto en dos ocasiones.

El teniente de alcalde de Turisme, Álvaro Gijón, explicó que tienen abiertas tres negociaciones. Una con Acciona para acordar la paralización de las obras, el cerramiento de la fachada y el pago de los 38 millones de euros que se le adeudan a la constructora. Además, se reunirán con las empresas que han mostrado interés en la gestión de la infraestructura turística para conocer sus ofertas. Gijón reiteró que el problema es el canon inicial, ya que la difícil coyuntura económica motiva que ninguna de las interesadas quiera poner 8 millones de euros de canon inicial. Gijón adelantó que la intención es sacar un nuevo concurso, cuyo límite fijarán las empresas interesadas para que no vuelva a quedar desierto, siempre que resulte viable. Paralelamente, Palau de Congressos S.A. negocia con los bancos para conseguir los 70 millones de euros necesarios para terminar las obras; no se descarta que las instituciones aporten más dinero público, aunque hay muchas limitaciones presupuestarias.

Por otra parte, Gijón aseguró ayer que el congreso apalabrado para junio de 2013 no se podrá celebrar, ya que las obras no estarán finalizadas para entonces. El presidente de Palau de Congressos, Sebastià Sansó, manifestó que se pondrán en contacto con la empresa interesada para notificarle la imposibilidad de celebrar el congreso apalabrado; Sansó espera que el resto de eventos sí puedan celebrarse.

Por otra parte, la socialista Aina Calvo ha solicitado una reunión al alcalde Mateo Isern para abordar la paralización de las obras del Palacio de Congresos y pedirle la destitución de Sansó por haber dado cifras de los futuros congresistas un día antes de que el concurso quedase desierto. El presidente de Palau de Congressos argumentó que antes de que se abriesen los sobres no podía saber que el concurso iba a quedar desierto porque la única oferta presentada no cumplía los requisitos.